estamos en construcción


ANTONIO MATEOS MARTÍN DE RODRIGO


...............

LA
PALABRA

“EXTREMADURA”
(Historia, crítica etimológica e historiográfica y restitución de su significado).


(refundación de la teoría de las “extremaduras”, inicialmente “zonas de pasto”, situadas en las primeras fronteras cristiano-musulmanas y, a partir de Nebrija, “invernaderos”, en base, además, a la triple división del territorio de los reinos cristianos que dedicaban los “extremos” de sus poblaciones al pasto de los ganados y que generalizaron la denominación al mejor y mayor grupo de zonas de pasto, las actuales Extremaduras hispano-portuguesas, situadas sobre los invernaderos musulmanes, objetivo estratégico de la Reconquista según los resultados del estado actual de la historiografía medieval).


MI TIEMPO YA TIENE SU PALABRA
El tiempo trae palabras en las manos,
deseo vertical, y trae respuestas
donde se van pudriendo los olvidos,
...
Hay que esperar que el tiempo
se deshaga en el barro y que madure
la simiente enterrada ( ... ).
Mena Cantero, Francisco.

Depósito Legal. BA-19-04.

miércoles, 23 de enero de 2008

9. CONFUSIÓN POR PARTE DE MARTÍNEZ DIEZ ENTRE DENOTACIÓN Y CONNOTACIÓN DE LA PALABRA “EXTREMUM”.

Martínez Diez confunde la denotación o “significación objetiva” con la connotación o “conjunto-escribe Blecua - de valores secundarios que rodea a una palabra en el sistema de cada hablante ”[1] .

Considerando que las palabras forman parte de un “campo semántico” observamos que “extra” se opone a “intra” y “extremum” a “primus”, según Salvá [2].

En principio la palabra “extremus” equivaldría a lo “último” o más alejado respecto a un lugar central si bien formando parte de él -denotación-; dentro del contexto historiográfico de Martínez Díez el “lugar más alejado respecto a un punto o lugar primero” es, sin duda, la frontera (denotación ). Pero en la etimología de la palabra “frontera” está la respuesta; “frontera” hace relación, no a lo interior o primero - como “extremo”-, sino a algo totalmente exterior y ajeno..

Y así escribía Covarrubias: “Frente. Latine frons ...Frontera puede ser parte opuesta, como en la casa frontera; frontera, la raya y termino que parte dos reynos, por estar el uno frontero del otro. Frontero, lo mismo que de enfrente”[3] .