estamos en construcción


ANTONIO MATEOS MARTÍN DE RODRIGO


...............

LA
PALABRA

“EXTREMADURA”
(Historia, crítica etimológica e historiográfica y restitución de su significado).


(refundación de la teoría de las “extremaduras”, inicialmente “zonas de pasto”, situadas en las primeras fronteras cristiano-musulmanas y, a partir de Nebrija, “invernaderos”, en base, además, a la triple división del territorio de los reinos cristianos que dedicaban los “extremos” de sus poblaciones al pasto de los ganados y que generalizaron la denominación al mejor y mayor grupo de zonas de pasto, las actuales Extremaduras hispano-portuguesas, situadas sobre los invernaderos musulmanes, objetivo estratégico de la Reconquista según los resultados del estado actual de la historiografía medieval).


MI TIEMPO YA TIENE SU PALABRA
El tiempo trae palabras en las manos,
deseo vertical, y trae respuestas
donde se van pudriendo los olvidos,
...
Hay que esperar que el tiempo
se deshaga en el barro y que madure
la simiente enterrada ( ... ).
Mena Cantero, Francisco.

Depósito Legal. BA-19-04.

domingo, 20 de enero de 2008

13. DESDE EL AÑO 755 LAS FRONTERAS ENTRE EL AL-ANDALUS Y LOS CRISTIANOS SE ESTABLECIERON EN EL SISTEMA CENTRAL.

Dice Maillo Salgado: “A efectos de síntesis y recapitulando lo dicho se imponen, por comprobación o por inferencia las siguientes constataciones :

1. La Península Ibérica no fue sumergida por los ejércitos musulmanes el año de su invasión. La penetración de esos ejércitos por las diferentes regiones de la península llevó al menos hasta el año 716.

2. Por causas y efectos diversos la meseta Norte tuvo que ser abandonada por los invasores, de forma que ésta nunca formó parte de Al- Andalus.

3. El Sistema Central a partir aproximadamente del año 755 fue la auténtica frontera que separaba al- Andalus de la meseta Norte.

4. La cuenca del Duero estuvo permanentemente poblada; en modo alguna fue una zona de tierras despobladas o desiertas. La despoblación de la Cuenca no viene avalada por las fuentes árabes, ni por los hechos históricos ni por la arqueología.

5. Es un error cartográfico manifiesto representar el dominio islámico peninsular en los siglos IX y X en la línea del Duero, puesto que estaba en el Sistema Central (con una discutibles inflexión hasta dicho río en la zona de Portugal)” [1] .