estamos en construcción


ANTONIO MATEOS MARTÍN DE RODRIGO


...............

LA
PALABRA

“EXTREMADURA”
(Historia, crítica etimológica e historiográfica y restitución de su significado).


(refundación de la teoría de las “extremaduras”, inicialmente “zonas de pasto”, situadas en las primeras fronteras cristiano-musulmanas y, a partir de Nebrija, “invernaderos”, en base, además, a la triple división del territorio de los reinos cristianos que dedicaban los “extremos” de sus poblaciones al pasto de los ganados y que generalizaron la denominación al mejor y mayor grupo de zonas de pasto, las actuales Extremaduras hispano-portuguesas, situadas sobre los invernaderos musulmanes, objetivo estratégico de la Reconquista según los resultados del estado actual de la historiografía medieval).


MI TIEMPO YA TIENE SU PALABRA
El tiempo trae palabras en las manos,
deseo vertical, y trae respuestas
donde se van pudriendo los olvidos,
...
Hay que esperar que el tiempo
se deshaga en el barro y que madure
la simiente enterrada ( ... ).
Mena Cantero, Francisco.

Depósito Legal. BA-19-04.

jueves, 27 de diciembre de 2007

3. LA SOLUCIÓN. EL PRIMER DOCUMENTO EN QUE SEGÚN MARTÍNEZ DÍEZ APARECE LA PALABRA “EXTREMADURA” sitúa UNAS PROPIEDADES HEREDADAS POR LA PARTE

MUSULMANA DE UN MATRIMONIO MIXTO DEDICADO A LA GANADERÍA.

Según Martínez Díez: “Este mismo año, en la documentación emilianense, nos aparece ya por primera vez el vocablo Extremadura; un diploma del 4 de junio de 1068 sitúa Frescinosa in Extrematura. La identificación de estos lugares nos ubica la Extremadura en las tierras del Arlanza y del Esgueva, sin inmediata referencia al río Duero ni a sus proximidades.
Frescinosa estaba situado a unos cuatro kilómetros al SE. de Santo Domingo de Silos y a un kilómetro también al SE. de Peñacorba (...)La identificación de Alcoba de Cobos resulta más problemática; no creemos que se refiera a la actual Alcoba de la Torre (Soria), ni al próximo despoblado de Alcoba la Yerma, sino que más bien la relacionamos con el Cobos, hoy despoblado, en el término de Pinilla-Trasmonte (Burgos), situado a unos quince kilómetros de Fresnosa”.[1]

Pues bien este documento, por el que un matrimonio mixto hispano-musulmán dona al Monasterio de San Millán de la Cogolla determinadas propiedades, nos presenta la “Extremadura” como un pequeño territorio en el que se asienta una propiedad de un hispano-musulmán y que hereda su hija:
“1068 JUNIO 4
El señor Aznar Sánchez y su mujer Gontrada reseñan todas sus posesiones ...
“...Ego Gontrueda que habeo de meo pater Hanni Sarraziniz et de mea mater domna Taresa, et ego domno Azenari que habeo de profiliatione de mea mulier domna Guntrueda et de Sonna Hanniz, de ipsas hereditates, medietate, in nostras villas prenominatas... In Frescinosa, in Extrematura, nostra portione... In Alcopa de Covos, in Extrematura, nostra portione...In totas istas villas pernominatas, cum suas divisas, cum exitus et introitus, in montibus, in fontibus, in pascuis, in omnibus locis, ad integritate.
...si habuerimus filios. de totas nostras hereditates et de nostras divisas et de nostro ganato,habeat Sancti Emiliani sua quinta. Et si non habuerimus filios, ab omni integritate, tam ganato quam hereditate...
Ego senior Azenari Sanchiz et domna Guntrueda de manuis nostras(signo)fecimus et confirmamus.
Emexoris Arabi scripsit”[2] .