estamos en construcción


ANTONIO MATEOS MARTÍN DE RODRIGO


...............

LA
PALABRA

“EXTREMADURA”
(Historia, crítica etimológica e historiográfica y restitución de su significado).


(refundación de la teoría de las “extremaduras”, inicialmente “zonas de pasto”, situadas en las primeras fronteras cristiano-musulmanas y, a partir de Nebrija, “invernaderos”, en base, además, a la triple división del territorio de los reinos cristianos que dedicaban los “extremos” de sus poblaciones al pasto de los ganados y que generalizaron la denominación al mejor y mayor grupo de zonas de pasto, las actuales Extremaduras hispano-portuguesas, situadas sobre los invernaderos musulmanes, objetivo estratégico de la Reconquista según los resultados del estado actual de la historiografía medieval).


MI TIEMPO YA TIENE SU PALABRA
El tiempo trae palabras en las manos,
deseo vertical, y trae respuestas
donde se van pudriendo los olvidos,
...
Hay que esperar que el tiempo
se deshaga en el barro y que madure
la simiente enterrada ( ... ).
Mena Cantero, Francisco.

Depósito Legal. BA-19-04.

miércoles, 26 de diciembre de 2007

15. LA SOLUCIÓN. LOS MAPAS DE EXTREMADURA DE HONDIUS (1608) Y DE LA TRASHUMANCIA SEGÚN KLEIN.

La estrecha relación entre el topónimo “extremadura” y la ganadería no se agota en razones etimológicas o históricas. En el Archivo Municipal de Mérida existe un “Mapa de Andalucía”, desprendido de su Atlas correspondiente, en el que es evidente la relación de Extremadura con la ganadería al compararlo con el Mapa de las Cañadas, Puertos Reales e Invernaderos de Klein.


Mapa de Iodocus Hondius “Andaluziae Nova Descript.” procedente del Archivo Histórico Municipal de Mérida(EN FASE DE PREPARACIÓN).


Vista parcial en color del mapa “Andaluziae Nova Descript.” de Iodocus Hondius procedente del Archivo Histórico Municipal de Mérida(EN PREPARACIÓN).



Mapa parcial de “Castiliae Veteris et Novae Descriptio“ de Hondius, año 1606[1].(EN PREPARACIÓN)

Detalle del mapa de Hondius de ”Castilla la Vieja”
(EN PREPARACIÓN)




























Aquel singularísimo mapa, inédito en la cartografía extremeña cuando lo encontramos, fue trazado por el cartógrafo holandés Jodocus Hondius. En él, por vez primera, aparece claramente delimitado con “raya fronteriza” un espacio no reino denominado “Extremadura”.
La “Extremadura” de Hondius, fundamentalmente, es la “Extremadura” de la Mesta, descrita y delimitada por Klein:
“La primera (cañada real, la del oeste o leonesa ) se extendía al sur de León, atravesando Zamora Salamanca y Béjar, donde empalmaba con una rama derivada del segundo sistema, el segoviano que a su vez descendía desde el Noroeste de Logroño, por Burgos, Palencia, Segovia y Ávila. Desde Béjar, la leonesa se encaminaba hacia los ricos pastos extremeños, continuando por Plasencia, Cáceres, Mérida y Badajoz, derivando ramificaciones que orillaban el Tajo y el Guadiana”[2].
N.B. La prolongaciones al sur de Extremadura aparecen a finales del siglo XV; se deben a la conversión de todo el sur español en Invernadero por influencia de la política ganadera de los Reyes Católicos.

Obsérvese que la “Extremadura” de Hondius se extiende, sin tenerlas en cuenta, sobre diversas jurisdicciones independientes: la ciudad realenga de Badajoz, la Provincia de León de la Orden de Santiago, los territorios meridionales de la Orden de Álcántara, los Señoríos de Capilla y de Burguillos, de los Sotomayor, de Villagarcía, de Salvatierra, de Higueras de Vargas, de Villanueva del Fresno, de Alconchel y de Cheles, los condados de Siruela, de Medellín y de Feria, el ducado de Alburquerque, la Tierra de Trujillo y la Comunidad de Talavera (referencia: del Pino García [3] ).